Brand Plan

Al considerar la gestión de la marca como la gestión de un activo vital de la empresa, Brisk plantea un proceso que parte del impulso estratégico y creativo de ésta. El Brand Plan conecta con las necesidades y expectativas de las personas –accionistas, empleados, colaboradores, red de intermediación, últimos clientes – y se concreta en las estrategias y acciones específicas diseñadas para crear una relación que no se agote en el acto de compra. Brisk comprime el Brand Plan en tres pasos:

Insights

Ahondamos en las “verdades compartidas” por consumidores, usuarios, stakeholders, empresas, colectivos o ciudadanía, sobre sus necesidades, aspiraciones y conductas de compra y de relación. La búsqueda de “insights” tiene algo de minería: Encontrar las vetas y separar el metal del residuo.

Ideas

Buscamos la traducción creativa de los “insights” para incorporarla al caudal creciente de significación de la marca. Son “ideas” si son capaces de mover el mercado, crear interacción y compromiso; si se adaptan bien a diversos medios, soportes y formatos y si permiten continuidad (campaignability). En este contexto definimos creatividad como “cualidad para desencadenar una acción o comunicación efectiva, no imitativa, preferiblemente inédita”.

Interacción

Sólo la indiferencia inhibe la acción. La mejor y la peor publicidad siempre han producido interacción. Hoy este concepto aparece remarcado tras consolidarse la revolución de las tecnologías de la información y favorecerse los sistemas de autoservicio y compra online. La capacidad de interacción entre la empresa y la calle se ha multiplicado, lo que le crea a la primera nuevas necesidades, exigentes y estimulantes retos en el campo de la comunicación. Los nuevos medios multiplican la capacidad de interacción entre la empresa y la calle. Si la marca busca la proximidad con las personas, cada vez más cautas con el exceso de intermediación, se hace más necesario que nunca promover una relación cargada de humanismo, no de cibernética recreativa. Las marcas contraen nuevas responsabilidades con la consolidación de los medios interactivos y las redes sociales. Sus oportunidades de formar parte significativa de la vida de la gente también crecen.

Ciclo de Refuerzo

Establecemos tres tiempos para una comunicación eficaz (no son una secuencia, forman un sistema en continua retroalimentación)

Escuchar al mercado

A la sociedad, al público objetivo, a los recomendadores, a los competidores.

Pensar

Crear una estrategia. Plasmarla en propuestas creativas, en formatos y materiales concretos. Llevar el pensamiento a la misma ejecución, dada la importancia de los procesos en la consolidación y mejora de las ideas.

Comunicar

Evitar la dispersión. Insertar las acciones en el marco de un plan de comunicación con continuidad. Cuidar el reflejo interno de las comunicaciones externas. Establecer con el cliente el calendario de la marca. Planear la interacción.

En los Medios

La saturación de comunicación coloca a las marcas en la estacada. Tanto el mercado como el propio público tienen a su disposición más plataformas de comunicación que nunca. El reto es permanecer. Actuamos bajo la premisa de que la complejidad de los medios tiene que ser compensada por la simplicidad de la estrategia: los medios no son el fin. La capacidad de generación de contenidos y de acceso a éstos se ha convertido en imprescindible para crear la estructura narrativa y relacional de la marca. La comunicación es social.

Brisk y los Medios Sociales

Nos implicamos en que las marcas desarrollen un plan integrado de comunicación en los nuevos medios, ya sea con la perspectiva de obtener de ello resultados inmediatos como para preparar un futuro que está a la vuelta de la esquina. Hoy, comunicar con éxito es mantener activa una conversación transversal con la audiencia. La única manera de gestionar una audiencia es crear contenido. La creación de contenido obliga a definir una línea editorial. La línea editorial de una marca debe estar inspirada en la estrategia de la empresa. Estar en la red es estar –literal, no figuradamente- en el mundo.